domingo, 22 de julio de 2012

Guns n'Roses, compañías, y otras cosas mariposas

He estado varios días sin pasar por la blogosfera: ¡Estaba en el Costa de Fuego! Para quienes no sepáis de qué va este festival, decir que es un macrofestival (de esos de tienda de campaña y noches sin dormir) de música heavy en Benicassim (Castellón). Pues eso, que he estado fuera, disfrutando de la música y de la compañía de otros cientos de seres humanos hacinados en un vasto territorio cual ganado ovejuno.


Bueno, vi Guns n'Roses. Os voy a decir algo que quizá caiga como un rayo: el concierto fue un aburrimiento mortal y supino. Muy mal, al menos lo que me pareció. Estuve más pendiente de pasar el peso de un pie a otro que de las canciones. Porque esa es otra: las únicas canciones que movían a la gente eran las archiconocidas del grupo tipo "Sweet child o´ mine". Además, el gran cantante de la banda se ha quedado sin voz, y resultaba soporífero... Otra cosa que me jodió mucho fue la segunda canción que cantaron (ahora no la recuerdo). Proyectaban sobre la pantalla imágenes de tías con las tetas casi fuera, ropa ceñida, mirada de cerdez y poses de "fóllame". Quizá no me hubiera importado tanto si no hubiera sido una visión TAN MACHISTA que hasta los propios tíos susurraban que menuda imagen de mujer estaban transmitiendo. En serio, degradante. Me aburrí, y encima me cabreé. 


Con Nightwish todo lo contrario, y con Dunedain igual. Eso hace que el balance del festival sea mejor, porque realmente lo pasé bien. 


Pero no me sentía en mi ambiente...  


Hubo momentos de todo. Aunque los amigos de Chicombre me acogieron con todo el cariño del mundo, sigo sintiéndome una extraña. El salto generacional es grande, y me siento cohibida e insignificante con gente más mayor. No puedo desplegar mi personalidad porque me da miedo ser "la niñata esta". No tenía ganas de hablar ni de meter baza, porque entre que hablaban de cosas (como pasa en todos los grupos de amigos) de las que muchas veces no me enteraba por ser recuerdos de otras personas, o cosas que pasaron juntos. Yo no me siento con capacidad para encajar completamente, y más cuando el grupo es grande. Por otra parte, y muy unido a esto, el tema drogas: estoy bastante orgullosa de mi personalidad al saber decir que NO quiero porros ni más movidas en mi vida, soy una tía sanota y quizá sea un poco radical... pero me da inmensa pena ver que para pasarlo bien la gente necesita marihuana en cantidades industriales. Además eso me da grimilla. Y Chicombre se apuntaba a este rollo de "un porro tras otro" que a mi me da tanto mal rollo. No sé, soy rara... pero no me gusta que mi pareja vaya en un plan tan alejado al mío. Y encima al ser él más mayor, no me encuentro en disposición de  decirle nada porque me siento cría, me siento sin derecho. No sé. Es esa especie de "inferioridad aprendida" respecto a los demás que tengo dentro y tanto me atormenta. 


Si a esto sumamos que Chicombre apenas me dio conversación durante los cuatro días que estuvimos allí, pues aún decaí más. Y yo no soy de pedir migajas, así que hacía mi movida y me iba con las otras chicas... pero me sentía fuera de lugar y sola. No es que pasara de mí porque no son así las cosas, pero es como que se olvidaba de mi presencia durante largos periodos de tiempo, o no le interesaba demasiado que yo me sintiera cómoda. Se limitaba a darme un par de palmaditas en la pierna y algún besito esporádico cuando se acordaba, pero eso a mí me vale más bien poco. Además de haber estado durmiendo solos en una tienda de campaña esas noches y que ni siquiera fuera para meterme mano, para tocar mi piel, o para hacerme sentir sexy, o para acercarse un poco... me supera. Me supera la situación. No sé si también será por el salto de edad, pero realmente me estoy dando cuenta de que no me llena un hombre que no parece sentir deseo hacia mí y hacia mi cuerpo. Me hace estar molesta, insatisfecha, no me siento valorada. No me siento "mujer" a su lado y eso es muy triste... por mucho que le haya dicho que estoy empezando a sentirme algo frustrada, no reacciona. Parece que no me vea como una persona atractiva sexualmente, y eso repercute en cómo me siento yo hacia mi cuerpo y hacia mi persona. 


Dirá la gente "eh, tienes que quererte más". Pues sí... pero cuando estás empezando con un tío y no sientes que tiene una NECESIDAD de follarte, de darte orgasmos, no hay pasión, no te sientes deseada por él... Yo sinceramente no estoy a gusto. A lo mejor soy una persona muy sexual, pero creo que tampoco estoy pidiendo grandes cosas: nunca me había pasado esto. No. Y cuando ves que ése tío tiene muchísimas cosas buenas pero también ves defectos o actitudes que te repelen, y además no te sientes mujer a su lado, pues te calientas la cabeza. Es como si estuviera viviendo en el tópico de que a las mujeres nos duele siempre la cabeza, pero al principio de la relación. Es triste y frustrante para mí. No quiero envolverme en una relación sin pasión, sin conversación, sin... sin muchas de las cosas que valoro en mi pareja y a las que no pienso renunciar.




No me siento muy valorada, la verdad. No sé. No creo que se interese demasiado en conocer mis sentimientos ni le importen lo que deberían. Yo estoy hecha un lío. Y cabreada, porque estaba tan contenta de conocer esas cosas que tanto me gustaban de él, pero que al sumirme en un torbellino de insatisfacción cuentan cada vez menos... ya no sé ni qué decir. 


Porque luego bien que me dice que me quiere mucho, que soy importante para él, que si venga a llamarme guapa, que si quiere que le dé mi opinión sobre las cosas. Que si hay algo que no me gusta, que lo diga... pero también está que, como no me atrevo a desplegar mi personalidad completa, no me atrevo a ponerme chula por miedo a estar teniendo "una rabieta" (aunque no soy así, y me veo bastante madura para mi edad), no me atrevo a decirle "oye, no me gusta ESTO que haces". 




Ya veremos cómo y cuándo se resuelve esta situación.
Lo que sé es que no voy a estar así por siempre.


Estoy un poco triste y decepcionada, espero que el siguiente post me pille más animada. Pero hoy no puedo evitarlo. Sé que es un tostón leer esto... pero mira, es lo que me nace del corazón. Como es mi blog y me lo frunjo cuando quiero... pues eso que me llevo. Al menos me frunjo algo. Psché.
---------*---------

He vuelto de Benicassim para encontrarme con noticias descorazonadoras. ¿De verdad piensan impedir el aborto cuando hay malformaciones del feto? ¿Van a darles más dinero a las madres cuyos futuros hijos tengan estos problemas? ¿Son conscientes de que no tienen NINGÚN DERECHO a decidir sobre cómo voy YO a vivir mi vida? ¿Si tengo un hijo que no se podrá valer por sí mismo durante toda su vida, tendré que renunciar yo a la mía? ¿Puedo permitirme, con la crisis que está cayendo, dejar mi trabajo para cuidar a un hijo de por vida? ¿Cómo se puede ser tan cerril y absurdo? ¿Se harán cargo ellos de la educación y la calidad de vida de un niño con malformaciones? ¿Se harán responsables de las familias? ¿Aumentarán las ayudas? ¿Mejorarán su calidad de vida? ¿Pagarán los tratamientos médicos que sean necesarios con tanto recorte? ¿Quién se hará cargo de esa personita con dificultades cuando yo muera? ¿El gobierno? ¿Tendré que tener otro hijo (sano) para que se haga cargo de su hermano? ¿Eso sí es moral, y tener otro niño para salvar a un hijo anterior de una enfermedad que podría ser mortal, no?

Mejor dejar de jugar a ser dioses, y de imponer ideologías, y que cada uno haga lo que le dé la gana. Que parece que aquí se obligue a la gente a abortar simplemente porque esté permitido, y no es así. Ya no estamos hablando de un problema de salud sexual sino de la vida de las mujeres, de nuestra capacidad de decisión... pero parece que está de moda recortarnos derechos, y encima esperan que aplaudamos. Desde luego que esto es un espectáculo. De los dantescos.

HAY QUE JODERSE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada