sábado, 7 de enero de 2012

A mi yo de 15 años:


Si tuviera que aconsejarte algo, te aconsejaría prudencia. Pero como sé que no me harás caso pues eres obstinada y crees en la bondad del mundo, te desearé fuerza. Lo siento, pequeña: estás a punto de entrar en la boca del lobo, a punto de embarcarte en unas aventuras que van a marcarte para siempre.

Primero, te aseguro que ella no es tu amiga. En serio, ella y las otras chicas de ese grupo de tontas en quienes confías ciegamente van a meterte la mayor puñalada trapera de aquí hasta los 22 años (que es donde estoy ahora). Se van a valer de tu primer desengaño para destruirte. Te va a doler muchísimo, así que mi consejo es que intentes hundir fuerte los pies en la tierra porque a partir de ahora toda tu vida se va a torcer.

Te vas a quedar tan rota por dentro (y tan sola) que vas a agarrarte a un clavo ardiendo: y te vas a quemar aún más. Conocerás al Innombrable en un botellón (lo que debería hacerte una idea de cómo va a ser vuestra historia), y no te gustará. Pero cuando ellas te claven el puñal él volverá a ti para “apoyarte”… y tu, como una tonta, te dejarás engañar. Eres joven e inocente, y aunque tu gran amiga desde los 3 años y todo tu grupo te hayan destrozado, seguirás creyendo en las personas. Aún hoy, casi siete años después, sigues teniendo ésa confianza en las relaciones, y es mágico que no la hayas perdido. Es un gran don, así que aprovéchalo con más cuidado.

 Pequeña, ése barriobajero que piensas que es el Amor-de-Tu-Vida es un maltratador que se va a dedicar a sembrar en ti el miedo, la angustia y el odio. Al principio no te darás ni cuenta, pero conforme vaya atrapándote en su red irá manipulándote y matándote por dentro, destruyéndote como si fuera una termita en la madera. Llegará un momento en el que creas que tu vida ya no tiene sentido, llorarás todos los días y dormirás sobre una almohada de lágrimas, tendrás miedo a hablar, creerás que eres idiota (al final él te reconocerá que te trata así porque te tiene envidia). Y cuando te haya corroído hasta los cimientos, intentará someterte a la fuerza. Con lo que él no cuenta es con que, aunque estás rota, sigues siendo fuerte: le devolverás el golpe… y eso me llena de orgullo. Entonces lo dejarás. ¡Ya era hora!

Claro, que no te librarás de él tan fácilmente: te acosará por la calle, te perseguirá con el coche, te espiará, se buscará un trabajo al lado de tu casa. Pero tú estás a salvo, solo tienes que ser más lista (lo cual no te resultará difícil). Y en cuanto te des cuenta, habrás salido de esa pesadilla. Pero siempre tendrás cicatrices. ¡Ah! Prepárate para una sesión de bullying en clase, aunque siempre hayas caído bien a la gente, entrarán gilipollas que olerán tu dolor y se van a dedicar a joderte. Como te has quedado sin amigas, nadie saldrá en tu defensa… aunque después de clase recibirás algún que otro abrazo de gente que ni siquiera habías pensado. Bien, sé que seguirás con la cabeza alta aunque por dentro te duela todo. Y te queda nada para salir de ese maldito colegio.

No te preocupes por eso, que ahora todo va a mejorar. Sigue esforzándote con tus estudios, porque siempre has podido y este curso no será menos. Vas a pasarlo mal en bachillerato, pero verás cómo en cuanto superes ese bache emocional todo irá bien. El selectivo te va a ir INCREÍBLEMENTE bien, vas a subir muchos puntos de media que habían quedado bajos en bachiller, y podrás entrar donde quieras… solo que no vas a hacerlo. Conoces a tu madre, ya sabes cómo es.

Acabarás entrando en periodismo. Sí, adiós a tus sueños de biología o Bellas Artes, te decantarás por una carrera que te defraudará desde el primer día. No cuentes con el apoyo de la familia para buscar lo que te hace feliz: en cuanto insinúes que no estás contenta, se armará la gorda. Y lo siento, niña, pero vas a acabar ésa carrera que no te convence, y de la que no te gusta ni tu futuro trabajo.

Pero no pasa nada, tendrás otros aspectos de tu vida que te irán bien. Te harás fuerte y valiente. Te apuntarás a esgrima medieval, y a montar a caballo. Viajarás a Cuba, a Malta, y te aprenderás a defender sola (y a disfrutar con ello). Te convertirás en una Friki de los videojuegos, eres divertida y la gente te quiere… aunque creas que hay un muro entre ellos y tú. Lo siento, seguirás sintiéndote como una pieza de puzzle que no encaja. Ya arreglaremos eso. Leerás Canción de Hielo y fuego ¡y te encantará!, ya lo verás. Y serás una especie de mezcla entre Arya y Dany, como te dice la gente.

Lo intentarás con otros chicos, y más de una vez. Superarás tu miedo a acercarte a las personas, pero en el fondo siempre serás un poco cierva. Lamento decirte que ésas historias de amor no saldrán del todo bien, no va a llenarte ninguna y te vas a sentir fatal por esto…porque estos chicos son buenos, pero inmaduros y te harán sufrir un poco. Y tú ya no quieres sufrir más, a estas alturas de la vida ya no tienes paciencia para aguantar. Te quieres a ti misma y eso es lo importante. Además, nunca perderás la esperanza de encontrar a alguien bueno para ti, y a los 22 años seguirás esperando con fe en que, algún día, llegará ese chico especial que te hará sentir mariposas en el estómago. Porque esa es otra, pequeña, nunca te has enamorado...

Compraréis a Dante, un perrazo negro super guapo y enorme. Lo querrás un montón y él a ti, es un pedazo de pan hiperactivo. Ya te sientas tristona, sola, contenta o agobiada, Dante te acompañará y te traerá la pelota para que te alegres. Incluso querrá compartir su comida contigo!! Ya ves, es tu angelote perruno.

Bueno… Podría decirte muchas cosas sobre tu futuro… pero creo que para llegar a ser como eres con 22 años tienes que aprender. Es duro, pero el dolor te enseña. Tienes mucho por vivir, mucho por sentir, mucho por ver. Y vas a ser una gran tía.

Te deseo lo mejor, pequeña.
Cuídate mucho…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada